El 25 de octubre de 1917 (7 de noviembre, según el calendario gregoriano), a las 21:40, un cañón del castillo del crucero 'Aurora', atracado en el río Neva, disparaba una salva. Era el señal convenido que anunciaba la renuncia del Gobierno Provisional a aceptar el ultimátum del Comité Militar Revolucionario para transferir el poder a los soviets (consejos) de diputados obreros y soldados y el inicio del célebre asalto al Palacio de Invierno.