Un palestino que hace seis días había sido baleado por soldados israelíes en Gaza murió ayer, con lo que subió a nueve la cifra de palestinos fallecidos en tres semanas en protestas por la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. El joven, de 28 años, había sido herido el domingo pasado durante una manifestación en el este de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, precisó hoy el Ministerio de Salud de Gaza en un comunicado en el que informó de su fallecimiento.