Los que merecen la cárcel PDF Imprimir E-mail
Opinión / Actualidad - Política
Escrito por Manuel Delgado Milán   
Domingo, 05 de Noviembre de 2017 05:46

     Uno de los mayores errores estratégicos de las fuerzas del cambio (además es para mi una fuente de frustración personal) ha sido dejar casi a sus anchas a los partidos monárquicos para que presuman de fortalezas en lo que son sus mayores debilidades. 

    Presumen los partidos al servicio del IBEX35 de legales, de constitucionalistas, de defender la unidad de España, frente a los que rompen la cohesión social y la convivencia. 
Vayamos a los hechos, son sólo unos ejemplos:
   LEGALES.- Los jueces europeos han condenado a España por dejar indefensas a millones de familias ante los abusos de la banca. Han echado a la calle durante veinte años los jueces españoles a cientos de miles de familias porque los gobiernos de Felipe González, de Aznar, de Zapatero y Rajoy,  no traspucieron e implementaron la Directiva 93/13. Aún siguen las resistencias, del Tribunal Supremo, a hacer efectivos los Derechos Humanos a un techo y condiciones dignas para menores y ancianos. 
 
Nadie se ha querellado por el mayor crimen de la democracia. El que, para mayor beneficio de los menos, de ladrones, es el que ha generado más dolor, ha roto familias, y muchos suicidios. 
    CONSTITUCIONALES.- Una carta, una noche de Agosto y acabaron con ella, reformando un artículo. Merkel, Zapatero y Rajoy fueron suficientes para hipotecar los derechos sociales, entregando a los españoles como siervos del poder financiero. 
 
Haría falta un libro para explicar todos los atentados a la Constitución que acordamos en el 78. Un acuerdo precario, por cierto. De mínimos poco amarrados, bajo supervisión militar, pero acuerdo lleno de esperanzas de mejora. Mejoras las hubo, y también retrocesos en derechos laborales, venta de lo público a las familias del régimen, desarme de la poca industria, entrada de multinacionales, capitalismo de amiguetes, y corrupción a mansalva. 
Amnistías fiscales a los ricos corruptos, de los dos partidos que los sirven, acaban de ser declaradas inconstitucionales. ¿Hacía falta declarar lo evidente?. No paga más quien más tiene, directamente no pagan ni parte de lo robado, mientras trabajadores y autónomos malviven pagando hasta sus robos. Ya sabemos que estamos salvando a los bancos que nos estafaron con más miles de millones de euros, a autopistas privadas fracasadas o al proyecto Castor, de los que nos recortan en sanidad, o educación. No hay dinero para dependencia, para investigación del cáncer, para transición energética a renovables, en que no haya ansianas que mueran de frío este invierno. No hay dinero para hacer realidad la letra de una Constitución de la que presumen, los constitucionalistas.
 
EQUILIBRIO DE PODERES.- En un reservado de un restaurante se eligen entre los aparatos de PP y PSOE, al dictado del IBEX35, a los miembros del Consejo General del Poder Judicial, de Tribunal Constitucional, del Tribunal de Cuentas. El Fiscal General lo pone y quita el gobierno.
Después pasa lo que pasa, con la infanta. 
 
La CNMV, el Banco de España nunca protegerán a accionistas de Bankia, Popular o a preferentistas, que impunemente perderán los ahorros de toda su vida.
UNIDAD DE ESPAÑA.- Nada más eficaz para romperla que anular lo acordado en referéndum por una comunidad histórica, después de acordar con el Estado, y su Congreso, un Estatuto. A partir de ahí nada puede salir ordenado. Quien más puede, aunque sea a palos, aunque sea metiendo en la cárcel, rompiendo todos los principios del derecho penal, por una juez que no es competente, forzando delitos que en el Código no dicen lo que ha sucedido, y sin dejar posibilidad de defensa, a por ellos, todos a la cárcel. 
 
Manipulamos los medios, no buscamos salidas, no dejamos votar pero enfrentamos a la gente, salen los franquistas con sus nostálgicas banderas pidiendo tanques a la Diagonal, y millones de catalanes y españoles nos rompemos por dentro. Cada uno que elija la locura que quiera, pero la cordura es hoy traición, es imposible. 
 
   Unidos Podemos es la pieza a cobrar en esta cacería. Somos, sin querer, independentistas del Ebro hacia abajo, y españolistas, del Ebro hacia arriba. Siempre hay dentro quien se presta a hacer el juego a los de fuera. Hay un Fachín para un descosido envuelto en estelada, y un Frutos, para un cosido a la unidad forzada. 
 
    Constitución es convivencia y acuerdo de lo diferente en los puntos de contacto, en las reglas de juego para que se expresen los resultados del debate sereno, en libertad, respeto a los derechos y democracia. 
 
    Rajoy es muy inteligente hasta cuando no se le entiende lo que dice. Demuestra una inteligencia tranquila y malvada que conoce muy bien a su enemigo: el pueblo español.  Sabe como usar los tiempos, sabe poner anzuelos, que otros le hagan el trabajo sucio, dejar que nos desorientemos en sus cortinas de tinta de calamar. Tiene al rey con él, al IBEX con Ciudadanos, con él. Juntos han convencido a Pedro Sánchez de que el PSOE no puede cambiar, ni romper con su historia de traiciones a una historia falsa. Sin el PSOE, que sigue siendo Felipe, nunca los herederos del franquismo hubieran llegado al gobierno con Aznar. Y con los dos y el rey, con Pujol en Cataluña, trajeron la corrupción de toda la España ya podrida del 78. Ellos están rompiendo España, ellos han pisoteado la Constitución. Ellos han vulnerado los derechos y aumentado la desiguald y la pobreza. Ellos están enfrentando a los pueblos de España, rompiendo la paz y a convivencia. Ellos viven de despreciar la ley, ellos deben ir a la cárcel.
 
Manuel Delgado Milán es miembro del FCSM Córdoba
__________
 

Club de Amigos de la UNESCO.