franquismo y represión
El franquismo financió la adopción encubierta de niños "abandonados" PDF Imprimir E-mail
Nuestra Memoria - franquismo y represión
Escrito por Danilo Albín   
Lunes, 14 de Agosto de 2017 00:00

El régimen ofrecía ayudas a las familias "honorables" que asumieran la crianza y "prohijamiento" de las criaturas, una tarea definida como "cristiana y patriótica". Los pagos eran de entre 60 y 270 pesetas trimestrales, dependiendo de la edad del huérfano.

Muchas vidas podrían estar marcadas por este papel amarillento. Lo peor, o lo más doloroso, es que sus protagonistas –involuntarios protagonistas- quizás no lo sepan. Algunos aún vivirán en la mentira. Otros habrán muerto sin conocer la verdad. Tanto unos como otros fueron entregados por la dictadura franquista a matrimonios “honorables” de Bizkaia que aceptaron criarlos a cambio de cobrar ayudas económicas “trimestrales”. Se comprueba así que la dictadura no solamente sistematizó la venta de niños: también pagó “subvenciones” a familias que estuvieran dispuestas a “prohijarlos”, un mecanismo que acabaría convirtiéndose en una forma de adopción encubierta de los hijos de los “perdedores”.

Leer más...
 
Depuraciones durante el franquismo. PDF Imprimir E-mail
Nuestra Memoria - franquismo y represión
Escrito por Danilo Albín   
Martes, 08 de Agosto de 2017 05:12

Franco

Las otras víctimas de Franco: así se diseñó la "depuración" de miles de funcionarios

El médico analista Atiliano Feijoo Santos tuvo que ejercer su profesión en uno de los peores momentos. No solo por la cantidad de pacientes que llegaron a sus manos, sino por las extremas condiciones bajo las que realizó su trabajo. En 1937, aquel respetado profesional atendía en los manicomios de Bermeo y Zaldibar, dos localidades de Bizkaia. Cuando entraron los franquistas, fue obligado a demostrar que no era rojo ni separatista. De lo contrario, sería despedido de manera fulminante.

Leer más...
 
Las trece estrellas que más brillan PDF Imprimir E-mail
Nuestra Memoria - franquismo y represión
Escrito por Rafa Almazán   
Martes, 08 de Agosto de 2017 04:51

 Queridas mías, ¡cómo os recuerdo! Hoy hace ya 78 años que os cercenaron. No lo consiguieron. Creyeron que podrían, pero ahí estáis. Cada cinco de agosto, cuando miro al firmamento os reconozco. Sin duda sois las estrellas que más brilláis.
A pesar de haberos quitado la vida impune y miserablemente, vosotras, las trece, seguís alumbrando el camino de muchos de nosotros. Vuestra luz nos acompaña y nos incentiva. Con vuestro asesinato pretendieron dar una lección de miedo y de cobardía. Pensaron que con vuestra vida se apagaría vuestra luz. Y no, no lo lograron.

Leer más...
 
La España posfranquista del Partido Popular PDF Imprimir E-mail
Nuestra Memoria - franquismo y represión
Escrito por Rafa Almazán   
Domingo, 06 de Agosto de 2017 00:00

Existe y tiene fuertes raíces sin que se atisbe su final. En el PP, todavía, después de 40 años, no han renegado del franquismo, se defienden de la ley de la Memoria Histórica (como si fuera un ataque a su ideario), algunos de sus miembros vacilan, se mofan y atacan a las víctimas del franquismo (a las que no se las considera víctimas del terrorismo), como es el caso de Pablo Casado o Rafael Hernando, o dicen, como lo hizo el exministro Mayor Oreja, que “con Franco se vivía una extremada placidez”. Todo ello, y bastantes casos más, denotan su querencia y sus vínculos con el franquismo.

Leer más...
 
Arrebatar Berghof a los Hitler PDF Imprimir E-mail
Nuestra Memoria - franquismo y represión
Escrito por Carlos Hernández   
Miércoles, 02 de Agosto de 2017 00:00

Fachada principal del Pazo de Meirás Tras la muerte de Hitler, los herederos del Führer conservaron la propiedad de Berghof. Fueron pasando los años y la mansión seguía siendo utilizada ostentosamente por sus hijos y nietos ante la perplejidad de sus víctimas

Han pasado ya casi ochenta años… Mientras el nazismo asesinaba a sus oponentes políticos o les confinaba en cárceles y campos de concentración, los jerarcas del régimen decidieron hacer un regalo muy especial a su Führer. El brutal dictador había puesto sus ojos en una enorme mansión situada en los Alpes, cerca de la localidad de Berchtesgaden, que pertenecía a los descendientes de una reconocida escritora bávara. Hubiera sido sencillo para los generales nazis expropiar la finca sin más, pero Goebbels tuvo una idea mejor: era el pueblo el que debía regalar aquel palacete a su amado líder.
Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 5 de 101