Ya lo tienen PDF Imprimir E-mail
Monarquía - Casa irreal
Escrito por Julio Anguita González.   
Jueves, 05 de Junio de 2014 00:00
La oligarquía económica, social y política que domina desde antes de la Transición ya tiene la solución, aunque sea inmediata y no perfilada del todo, para que el bipartidismo sustentante de la misma tenga, a su parecer, el terreno más despejado; sobre todo después del terremoto del 25 M. Felipe González, que no pega puntada sin hilo, ha dicho hace unas semanas que el horizonte solamente quedará despejado si PP y PSOE entienden y aplican el mensaje que viene de Alemania, una “entente” más elaborada, más precisa y de más compromiso entre las dos columnas del régimen de la Transición.

Porque no se trata sólo de la situación social del país, sino de otras cuestiones y problemas que si no son hibernados y ralentizados pueden dar al traste con el chiringuito. Con la troika apretando los tornillos de una política que la casta dominante comparte y con las señales de descontento social manifestadas cada día se hace precisa la enésima maniobra de maquillaje: la entronización del un Rey “deseado”. Otras situaciones y cuestiones que tienen mucho que ver con Gürtel, ERE y Noos. El bipartito no puede aguantar el desenlace lógico y legal de los procesos puestos en marcha; demasiados excelentísimos señores, y señoras, en riesgo de ir al trullo. La lógica de la abdicación conduce a una Ley de Punto Final, o como quiera que se llame la operación que se ha se ido tramando en estos últimos meses, ¿o años?

Seguro que al augusto señor, que va a perder la inviolabilidad concedida por la Constitución, se le va a conceder ” de facto” la inimputabilidad sobre cualquier asunto, cuestión o situación nacida de las reales influencias.

Desde hoy hasta la proclamación de Felipe VI por la Cortes, este país y sus medios de comunicación, especialmente los audiovisuales, nos van a suministrar unas crónicas y unos análisis en la mejor línea de Sissi Emperatriz. Pero el día a día sigue y estos que hoy saludan la abdicación que planearon, mañana nos traerán aires republicanos, aunque muy moderados. Y así hasta que el soberano, el auténtico dueño y señor de sus destinos despierte de este panem et circenses. La Historia, esa maestra pesada e incómoda, nos trae el recuerdo de la alegría con que fue recibido aquel felón llamado Fernando VII.
 

 Vídeos "monárquicos"

Mensaje de JC Borbón 2010

Mensaje de Navidad 2010  

  

Cómo hizo su fortuna Juan Carlos I

Cómo hizo su fortuna

Juan Carlos de Borbón