Crítica a la religión
Cruzada en las redes PDF Imprimir E-mail
Laicismo - Crítica a la religión
Escrito por Antonio Cambril   
Sábado, 26 de Agosto de 2017 00:00

biblia y coran

Los dos textos sagrados, el Corán y la Biblia, están colmatados de promesas, atrocidades y contradicciones.

Lo que hace falta es más César y menos Dios, un Estado más laico, más aconfesional, donde las gentes permanezcan más unidas y las iglesias y mezquitas más separadas de las instituciones.

Los creyentes, los judíos, los cristianos, los sabeos, quienes creen en Dios y en el último día y obran bien (…) no tienen que temer y no estarán tristes”. ¿Lo dice la Biblia? No, lo dice en sus primeras páginas la edición del Corán de Helder.

Leer más...
 
La transubstanciación a lo claro PDF Imprimir E-mail
Laicismo - Crítica a la religión
Escrito por Mkel Arizaleta   
Jueves, 24 de Agosto de 2017 03:50

Como se estudia en la historia de la religión, comerse a un dios es cosa vieja y viene de antiguo, para apropiarse de sus dones y prerrogativas.

Historias de este calibre se halla en las leyendas y escritos egipcios: los siervos apresando a dioses para que el rey, una vez descuartizados y cocidos los seres divinos, comiera con avidez los trozos de aquellos seres superiores. La eucaristía cristiana es resto de aquella mentalidad de canibalismo primitivo. «Su haced en memoria mía», invento tardío del denominado apóstol Pablo, que como hoy sostienen exégetas serios y analíticos, nada tiene que ver con mensaje alguno de Jesús.

Leer más...
 
Cuando todo es blasfemia PDF Imprimir E-mail
Laicismo - Crítica a la religión
Escrito por Félix Ovejero   
Miércoles, 19 de Julio de 2017 04:44

blasfemia

Se ha impuesto proteger a las religiones de las provocaciones o, incluso, de las críticas, lo que es contrario al debate democrático. Mientras aquellas tercien sobre aspectos de la vida pública han de someterse al mismo trato que las otras ideas.

Para la izquierda la religión era una superstición. Quizá algo más, pero fundamentalmente, superstición. No una cualquiera, como un espejo roto, sino de la peor naturaleza, retorcida, al servicio de la injusticia. La religión no solo impedía la mirada limpia de los males sociales sino que, además, los disculpaba y hasta condenaba la rebelión. El otro mundo compensaría los padecimientos terrenales. Peor, los padecimientos eran parte del guion. Sufrimientos e injusticias encajaban dentro de un orden moral armónico a los ojos de Dios, aunque ininteligible para nosotros. La religión era la sinrazón que cosía un mundo de sinrazones. La antítesis de la aspiración ilustrada. Frente a la autonomía y el sometimiento a la ley que uno mismo se da, la heteronomía, la moral establecida por Dios.

Leer más...
 
¿Son compatibles las religiones con la modernidad? PDF Imprimir E-mail
Laicismo - Crítica a la religión
Escrito por Igor Martinache   
Lunes, 12 de Junio de 2017 04:29

En todas las religiones parece generalizarse una práctica de la religión a la carta
Las instituciones religiosas, tanto cristianas como judías o musulmanas, experimentan una secularización interna que reduce el peso de las tradiciones
Las normas estrictas se sustituyen por consejos de orden ético para orientar mejor sobre los dilemas de la existencia
Los sociólogos prefieren hablar de recomposición de las religiones, no de su fin

1. La religión, ¿una ilusión pertinente?

Una de las dimensiones fundamentales de la modernidad es su abandono de la religión. Los pensadores de la Ilustración consideraban, en efecto, que las creencias religiosas eran un obstáculo del que había que liberarse para pensar por uno mismo y transformar el mundo mediante el uso de la razón científica.

Leer más...
 
La religión de hoy no nos salva, nos condena PDF Imprimir E-mail
Laicismo - Crítica a la religión
Escrito por Vicente Barba García   
Sábado, 13 de Mayo de 2017 05:55

A lo largo de la Historia, la creencia religiosa ha ido perdiendo progresivamente su verdadero valor: el de liberar al ser humano de la abrumadora realidad.

             Los albores de la religión se remontan, hasta donde conocemos, al Neolítico. Ya por entonces el ser humano se vio necesitado de una salida a su inexplicable contingencia terrenal. Y no hay más que fijarse en las pinturas rupestres que, interpretaciones divergentes aparte, nos dejan de manifiesto que nuestros primeros ancestros ya sintieron la urgencia de encomendar su devenir a fuerzas “sobrenaturales”: cuando la caza escaseaba, pintaban bisontes sobre los salientes de las cuevas que habitaban, y si las hembras de la manada no daban a luz, esculpían figurillas (exvotos), como la venus de Willendorf, a las que rezar, para que estas resolvieran los problemas cuya solución no estaba a su mortal alcance. La función primera de la inteligencia humana es, desde mi punto de vista, la de hacer que su poseedor sea capaz de encontrar una vía de escape a sus continuos escollos vitales, sea buscando una resolución real o mítica (cuando no de ambos tipos).

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 4 de 35