¡Aviso! Por vacaciones, la web no será actualizada hasta el 1 de agosto


 

La Iglesia Católica para atrás como los cangrejos PDF Imprimir E-mail
Laicismo - Crítica a la jerarquía católica
Escrito por Rafa Almazán   
Sábado, 18 de Marzo de 2017 05:30

Basta observar cómo ha quedado la nueva composición de la Conferencia Episcopal, para darse cuenta que la Iglesia Católica marcha como los cangrejos. Ahora resulta que ha sido elegido como vicepresidente un obispo que fue expulsado por el propio Papa de su puesto en Roma, y que de forma sorpresiva ha sido rescatado como segundo hombre fuerte de la CEE (Conferencia Episcopal Española). Se trata del ínclito Antonio Cañizares, obispo homófono, machista, xenófobo, conservador a ultranza e inquisitorial de espíritu.

Cañizares marcó con el abominable Rouco Varela un periodo de intransigencia y de políticas despectivas contra sectores débiles de la sociedad. Se dedicaron a hacer política, olvidándose de aquello de “dad al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios”. Su constante injerencia en temas políticos y su apoyo al pensamiento más rancio y conservador ha hecho de su figura, un obispo de otros tiempos y, desde luego, muy alejado de la doctrina que pretende imponer el Papa Francisco, tratando de erigirse en su contrapoder. Es “más papista que el Papa” y su Iglesia no pasa del siglo XIX.

Es uno de esos obispos –muy frecuentes en España--, que están obsesionados con los menores, el sexo, los gays, las mujeres, los inmigrantes, el aborto y el matrimonio homosexual. Y se afana en hacer de sus homilías, discursos ofensivos y en contra de leyes aprobadas. Olvidándose de que vivimos en un Estado aconfesional, donde la religión no puede ni debe interferir en la vida política.

Basta ver su pasado para darse cuenta de quién es este tipo. ‘Por sus palabras –y por su vestimenta-- lo conoceréis’:


· “Organismos e ideologías, como la de género, se están uniendo para destruir a la familia.
· “No podemos tolerar que la más insidiosa ideología, la de género, destruya al hombre”.
· “España se encuentra a la cola de Europa en matrimonios religiosos y civiles y a la cabeza en uniones de hecho. Esta situación traerá la gravedad de una crisis económica mucho mayor que no podremos superar. Conlleva derroteros de destrucción”.
· “En los últimos años ha habido una importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el “imperio gay” y ciertas ideologías feministas”.
· “Las leyes que fomentan la ideología de género, la más insidiosa que ha habido en toda la historia de la humanidad, está socavando el núcleo central de toda la sociedad, que es la familia”
· “¿La invasión de emigrantes y refugiados es todo trigo limpio? ¿Dónde quedará Europa dentro de unos años?” Muy pocos de los refugiados que vienen a Europa son perseguidos”.
· “No son comparables los casos de abusos en unos cuantos colegios de Irlanda con los millones de vidas destruidas por el aborto”.
· “Viene la noche oscura del ateísmo colectivo. Los ateos están vacíos y desorientados y sus ideas prevalentes son el dinero, el sexo, el goce narcisista y el goce del cuerpo”.


Se trata de un personaje peligroso, capaz de atraer a lo más casposo de este país y prometerles la vida eterna a cambio de unirse a una Cruzada contra esta España. De hecho ha sido el obispo que más ha participado en manifestaciones contra el aborto o contra el matrimonio homosexual, y para colmo ha llegado a celebrar una vigilia en Valencia, antes de las elecciones catalanas, para rezar por una España: Una, Grande y Libre. Eso sí, jamás se le ha escuchado una crítica contra los curas pederastas. ¿Hay quién dé más?