¡Aviso! Por vacaciones, la web no será actualizada hasta el 1 de agosto


 

XVII Conferencia de los No Alineados: cambiar lo que haya que cambiar. PDF Imprimir E-mail
Imperio - Las Guerras USA
Escrito por Ramón Pedregal Casanova/ UCR   
Martes, 20 de Septiembre de 2016 05:36

Obama, gobierno de EEUU, gobiernos de Europa, ¡dejad al mundo en paz!: Gritar esa frase es una petición absurda, por eso hay que hacer algo. El Presidente de Cuba, Raul Castro, ha declarado en la Cumbre de los No Alineados que los 122 países que forman la organización son, unidos, una fuerza inmensa.

Los pueblos del mundo, la gente que se sacrifica por vivir y defender lo mejor quiere hechos, y Cuba desde 1959 son hechos, eliminación del analfabetismo, cultura como medio de defensa, sanidad, defensa de la soberanía y la libertad de los pueblos, solidaridad con los más desfavorecidos. “Nosotros no damos lo que nos sobra, compartimos lo que tenemos”, escuché que decía un cubano del pueblo, a pesar de sufrir el bloqueo imperialista más largo de la historia, agresión a la que EEUU añade la financiación de la contra interna, la ocupación militar de parte de la isla, la lluvia constante de insultos, blasfemias, falsedades, …

Gritarle desde aquí ¡deje al mundo en paz! es una petición absurda. Los 122 países representados en la Cumbre de los No Alineados son una fuerza inmensa, deben hacer algo para frenar las guerras y alimentar la transformación mundial.

En la Conferencia el Presidente Raul Castro dijo sobre Palestina lo siguiente: “Resulta inaceptable que todavía el pueblo palestino continúe siendo víctima de la ocupación y la violencia, y que la potencia ocupante siga impidiendo la creación de un Estado palestino independiente con Jerusalén Oriental como su capital.”

A continuación llamó a solucionar el problema del pueblo saharaui, recordó el caso de Puerto Rico, y a respetar a Venezuela. El caso de Siria no se quedó fuera.

Señor Obama, si usted fuese a los entierros de los muertos que ha causado no tendría días suficientes en su vida.

Señor Obama, si los muertos que ha causado se tradujesen en horas sin sueño, usted no dormiría en su vida.

Señor Obama, si usted y todo su departamento, sus colaboradores, todos sus partidarios, sus ejércitos, ... dejasen de comer un día por cada una de las muertes que ha causado, usted y todos los mencionados morirían sobrándoles millones de asesinados.

Señor Obama, si las bombas y proyectiles de todos los calibres que ha mandado tirar en sus guerras por el mundo las guardase en su casa y alrededores, no podría acercarse a ella en muchísimos kilómetros, pues quedaría rodeada, y si le abriesen un camino entre ellas, vería conforme pasa lo que ha mandado hacer con los pueblos del mundo.

Si Bush había enviado fuerzas militares, no médicos, no educadores, a 60 países, usted, Obama ha llevado sus fuerzas armadas a 135 países: será por eso por lo que le han concedido el premio nobel de la paz, con minúscula por haberlo devaluado sus promotores. No hay duda, usted no es pacifista.

Con sus guerras, señor Obama, ¿cuántos millones de personas se han visto obligadas a buscar refugio en otras partes?.

Señor Obama, ¿cuántos millones de personas sufren sus bloqueos, directa o indirectamente?, le menciono tan sólo 3 países que usted y sus predecesores quieren quedarse y a los que aplican su bloqueo: Cuba, Venezuela, Palestina y sobre todo la Franja de Gaza. En el caso de Cuba ya son decenas y decenas de años que el mundo entero en la ONU, todos los países, le dicen en todos los tonos que deje en paz al pueblo de Cuba. Se lo van a repetir. En el caso de Venezuela, sus mandados fueron a la última reunión de la OEA exigiendo más bloqueo, y también perdió, le va mal en la confrontación con el mundo. En el caso de Gaza, cercado el pueblo palestino por tierra mar y aire, y Palestina entera por extensión, su financiado ente israelí lo lleva a cabo, y el mundo le grita ¡deje a Palestina en paz!.

Gritarle desde aquí ¡deje al mundo en paz!, es absurdo. Los 122 países representados en la Cumbre de los No Alineados son una fuerza inmensa, deben hacer algo para salvar al mundo. La XVII reunión se abría con el lema “Bajo el camino de la paz”, y se llamó a buscar fórmulas de cooperación tanto por las naciones como en los organismos internacionales. El Presidente Nicolas Maduro a quien fue entregada la Presidencia por su omólogo iraní Hasan Rohani, llamó a la refundación de la ONU con la ampliación de su Consejo de Seguridad a los países emergentes del Sur, así como a cambiar el funcionamiento multilateral. En la Conferencia se remarcó como fundamental la no intervención en los asuntos internos y el derecho de los pueblos a la autordeterminación.

122 países,¡hagan algo!, o los gringos locos nos llevan al cementerio mundial.

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de “Gaza 51 días”, “Dietario de crisis”, “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Es presidente de AMANE, Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales.